La motivació per als corredors

Vamos a ver. Intentaré meterle un poco de humor. ¿Eres un/una runner novato, o quieres empezarlo a ser, pero cada vez que intentas salir a correr te ocurre lo mismo? Te da un palo tremendo, y en ese instante recuerdas cincuenta mil cosas que debes hacer antes que ir a correr: que si limpiar (cosa que sólo haces el fin de semana, pero de repente como que te apetece), que si pasear al perro, que si mirar por internet un viaje para verano, que si llamar a tus padres, que si ir de compras por que te falta un limón (después no recordarás ni para que lo querías)… No hace falta que siga con la innumerable lista de excusas que pasan por tu mente. Hay que ser realista, al principio puede dar mucha pereza si no estás motivado, y de hecho, “al final”, también.

Y os preguntaréis: “vale, muy bien, me has pillado. Pero… ¿Cómo narices me motivo?

Lo primero que tienes que hacer es buscarte un objetivo. Sin objetivo no harás nada, y debe ser un objetivo alcanzable y que te motive a ti. Importante, a ti. No al vecino de al lado, a Kilian Jornet o cualquier otro corredor experto, o a la madre del topo. Tiene que ser a ti. ¿Quieres ejemplos? Pues mira, si lo que quieres hacer es empezar a correr puedes pensar en:

  • Correr para adelgazar. Vale, muy típico, pero si realmente lo quieres conseguir, correrás. Otra cosa es que no quieras hacerlo, y entonces mejor será que te busques otra motivación…
  • Correr para mejorar la forma física o figura. Estamos en las mismas… Ahora bien, si quieres ponerte en forma para estar más atractivo/a, y que tal chica/o te haga más caso, pues quizás eso te sirva.
  • Correr porqué tal conocido lo hace, y si él puede, pues yo también. Si eres muy competitivo, o le tienes mucha tirria al susodicho, esto te puede servir.
  • Correr para relajarse, u olvidar un mal trago, o no pensar. Aunque no lo parezca, esto va muy bien. ¿Qué has tenido un mal dia con el jefe, tu ex, o quien sea? Pues a corres, y te desahogas un rato. Evidentemente, sal a correr a disfrutar, sin pasarte. No empieces a correr como un poseso pensando en lo que te han hecho. Relájate, y admira el paisaje.
  • Correr con un grupo de gente es otra buena forma de motivarse. Pero cuidado, por que cuando uno cae, normalmente el resto también. Es mejor tener una motivación propia al principio.
  • Querer hacer un tiempo REALISTA para tu primera carrera. Superarte a ti mismo. Eso siempre motiva. Una carrera de cómo máximo 10 Km. No se te ocurra hacer directamente una maratón porque te van a recoger con una pala en el quilómetro 5… Si no me crees, yo mismo traeré la pala.
  • Correr porque aprovechando que tienes que sacar a pasear al perro, pues ya puestos, lo haces bien. Cuidadito cuando empieces a correr más quilómetros, no sea que el perro no aguante. A nadie se le escapa que si corres con un chihuahua, ya desde el primer quilómetro arrastraras al perro por el asfalto lijándolo. Desagradable.

Cuando ya llevas más tiempo corriendo, el problema es muchas veces soportar la rutina. Si siempre vas al mismo parque y das las mismas vueltas, pues no te cuento. En ese caso, puedes motivarte haciendo lo siguiente:

  • Buscando nuevas rutas. Descubriendo paisajes. No desestimes la idea incluso de coger el coche, aunque sabemos que eso nos puede dar cierta pereza. Piensa que seguro que hay muchos recónditos de tu zona que no conoces. Incluso del mismo parque. No desestimes subir escaleras, por ejemplo. Ya sé que no lo haces ni en casa, pero pruébalo.
  • Empezar a correr con otra gente a quien también le guste correr. Es importante este último detalle.
  • Picarte con algún amigo que corra, y si es mejor que tú, pues mejor aun. No hace falta ni quedar. Te lo pones como amigo en tu aplicación, y vas a por él. Si el tipo/a es un crack, más vale que te lo tomes con calma.
  • Buscarse un objetivo de tiempo en las carreras, o de distancia. Correr una media, o una maratón, o lo que te motive. Eso sí, siempre con realismo. Si tus 10Km los haces en 50 minutos, no quieras bajar en un mes a 40 minutos porque es imposible, y lo único que conseguirás es lesionarte.
  • Correr porque en el parque hay siempre tal chico o chica que quiero conocer. Si eres tímido, pues adelante.
  • Correr porque así me evito tener que limpiar el piso. Es de un poco ser hijo/a de p, pero tu mismo. Si te vale…
  • Aprovechar que tienes que hacer alguna gestión, para ir corriendo. Procura en este caso no llegar al destino demasiado sudado, porque como sea un sitio cerrado, pueden haber desmayos.

Al final todo es lo mismo. Busca un objetivo alcanzable, y que tenga la suficiente fuerza para ti. Piensa siempre en ti, en lo que tu quieres, y con eso seguirás corriendo incluso cuando llueva. Lo que te motiva a ti, no te lo puedo decir yo. Tienes que buscarlo en tu interior.

¿Y a ti, que te motiva?

Salut i quilòmetres!

Deixa un comentari