Carrera 10 km Vilafranca del Penedès

¡Buenas!

Ahora hacía días que no corría ninguna carrera, y por fin he vuelto a competir. Esta vez he vuelto a la Carrera 10 Km Vilafranca del Penedès, Una carrera muy plana y homologada que todo el mundo dice que va muy bien para hacer marca, y de hecho ha sido así aunque con algún obstáculo. En la carrera he ido con mis compañeros de Viladecans Triatlón, aunque allí también me he encontrado a Dani Vicente de Corresolidaris.

El recorrido, para los que no la conocen, consiste en dar dos vueltas de 5km. En esta ocasión había más de 1700 inscritos, y han optado por hacer cajones. El problema que ha habido es que por un error informático a mucha gente le ha tocado uno que no le correspondía. Yo mismo he tenido que cambiar el cajón. Después de calentar con los compañeros, hemos ido hacia la salida donde nos hemos puesto juntos unos cuantos: David, Berto, Juan Pablo, Yago e Ivan. La salida, después de ver los castellers, ha sido muy rápida, demasiado. Berto ha entrado en modo "Bolt" y se ha puesto incluso delante de David. Es cierto que el primer tramo es de bajada, pero era un ritmo muy fuerte y he pasado el primer kilómetro a 3'27’', ¡y eso que ya lo veía muy avanzado! Aquí todos nos hemos separado, era evidente que cada uno iba a seguir su estrategia, lo que ha hecho que se convirtiera en una carrera muy dura a nivel mental.

Del km 1 al 2,5 es el peor tramo para mí, ya que es donde hay un falso llano de subida y se nota ligeramente. Allí me ha adelantado Dani. Después ya hemos llegado a la recta que es de ida y vuelta. Ver allí a los primeros corredores por la mitad me ha hecho gracia y todo. A 100 metros de llegar al giro de 180 grados he visto a David, y luego a Berto algo ya separado, pero no demasiado, y al girar a Juan Pablo, un poco después a Yago, y a Ivan, a quien había avanzado un kilómetro atrás (él había salido junto a Berto, demasiado rápido).

En el km 4 hemos entrado en el núcleo viejo, con algún trozo de subida, pero mayoritariamente bajada. La verdad es que tenía la sensación de que quizá me estaba pasando, pero podía ir tirando. Al terminar la primera vuelta he visto que había tardado 18'55'', y que por tanto iba bien para el objetivo, sabiendo, claro que el sexto kilómetro no iba a ser tan rápido. Hasta llegar a la recta de ida y vuelta, he notado que las piernas me pesaban y no podía tirar. Suerte del reloj, porque he mirado y no iba tampoco muy alto de pulsaciones, lo que significaba que era un problema mental (de los de cada día no, de los otros). Tenía muchas dudas, incluso de si parar o no, pero cada vez que miraba veía que seguía igual y que de hecho podía ir más rápido. En el km 8 he mantenido al principio, y he apretado al final, ya más convencido de terminar bien. El último kilómetro ha sido fuerte. Veía que iba a 3'39'' de ritmo, y que podía conseguir el objetivo de bajar de 38. He hecho la última curva y he acelerado al máximo para llegar a meta, y entonces ha pasado… En el último tramo había una alfombra verde que me ha despistado y no he visto que el suelo bajaba un poco. Esperaba tocar asfalto, pero el pie se me ha quedado como en el aire y me he dado una buena hostia. Cuando he visto que me la metía seguro, instintivamente me he puesto de lado para rodar, y mientras caía he visto como el pobre hombre que iba detrás de mí también caía. Me he levantado rápido, le he dado la mano para levantarse, y los dos hemos entrado a meta. Al final 38'02'', sub 38 ' seguro sin la caída, mala suerte. Os dejo el vídeo para que os riais un rato.

Mirando ahora la carrera por garmin, tengo claro que podría haber tirado más. He perdido la batalla mental, no hay más, aunque si que he mejorado mi MMP. David casi baja de 36, Berto ha quedado más de 30 segundos delante de mí (debería haberlo seguido seguramente), y todos los demás han hecho un gran papel: las Esthers, Jose, Jose Luis, Juan (que se estrenaba en 10 km), Eugenio y todos los sub 40. Y una foto del archienemigo…. Del resto no tengo.

He ido a los servicios médicos, donde también estaba el otro corredor que se había caído. Simplemente un poco de desinfectante en el codo, y listos. Ahora lo tengo un poco inflamado, supongo del golpe, aunque lo que me preocupa más es el dedo índice de la mano izquierda (el que uso para limpiarme la oreja, jajaja), donde tengo un buen moratón. Supongo que capsulitis, ya que lo puedo mover.

La ficha la podéis encontrar en la crònica que ja vaig fer. Las novedades son las que ya os he dicho. Bebida y comida a la llegada, como siempre, muy bien (no tanto como la otra vez, pero casi de diez). La organización y speaker fantásticos, como siempre.

Os dejo el Garmin, como siempre, con las pulsaciones, recorrido, track, altimetría y el resto:

¡Salud y kilómetros!

Deja un comentario