Ruta de montaña por Begues (Castell d’Eramprunyà) desde Viladecans

Aprovechando que hoy tenía vacaciones, me he ido a hacer una pequeña ruta de montaña. Hacía tiempo que no escribía un artículo que no fuera una carrera, pero esta vez quizás lo merece. Tampoco será muy largo, porque estoy hecho una caca. Mi idea original era hacer unos 15 o 17 kilómetros, ya que el domingo tengo la media de Sitges y quería llegar fresco. El problema es que me he liado yo solito, como siempre.

ErmitaBruguers

He salido desde Viladecans y he salido ya con la idea de probar caminos nuevos, así que he ido hasta la Balsa de Sant Llorenç, y he tirado por la misma riera hacia arriba. Yo siempre había ido por el camino que hay arriba, y no éste. He visto que estaba bien señalizado también, hasta que he llegado a un punto donde había una desviación con cuatro caminos, pero allí sólo había tres carteles. Y claro, he tirado por el único que no tenía cartel, porque he pensado que me llevaría donde quería. Bueno, de hecho me ha llevado a la carretera de Begues, unos 600 metros por debajo de donde está Bruguers. He ido allí, y después he llegado a la ermita donde se casaron mis padres. Me he hecho una foto, he bebido agua muy contento porque había una fuente, y es cuando he pensado: «calla, quizás desde aquí hay un camino chulo. Lo probaré».

bruguers_garraf_pistarunner

Y sí, había una trialera de estas imposibles de correr, ya que mis piernas deberían ser de dos metros para subir las piedras, y que me ha llevado hasta una explanada. A un hombre le he preguntado por dónde podía ir para ir hacia Begues, y me ha enviado hacia el Castillo de Eramprunyà, para luego coger una pista. Me he equivocado en algún punto, pero finalmente he podido llegar a Begues (unos 500 metros antes por la carretera), y de ahí ya he bajado por el otro lado (la que lleva a Sant Climent, con la pista roja de arena).

Cuando he llegado a casa estaba destrozado. Los últimos dos kilómetros me han cogido ganas de hacerlos a pie y todo, aunque evidentemente no lo he hecho por orgullo. El desnivel acumulado tampoco ha sido gran cosa, pero como llevo tanto tiempo haciendo carreras pequeñas, creo que lo he notado.

Bueno, os dejo el garmin. Para más inri, el training effect (un parámetro del garmin), me dice como si no fuera tanto para mí. Pues esta vez se ha equivocado:

¡Salud y kilómetros!

Deja un comentario