Archivo de la etiqueta: calor

Pañuelos, bragas y gorras para el runner

Al principio, cuando salía a correr, muy de vez en cuando me cruzaba con algún corredor que llevaba algo que le cubría la cabeza, y yo pensaba: “¡Vaya pintas!”. Con el calor que hace, y ellos con eso. “Será para ocultar la calva”, me decía a mí mismo. Vamos, que como muchos de nosotros, estaba lleno de prejuicios. Pero poco a poco, me he ido dando cuenta que no es ninguna tontería, y que incluso es necesario. Total, que desde hace un tiempo el que lleva algo en la cabeza soy yo (a parte del cerebro y mi pelambrera), sobre todo ahora en verano.

¿Por qué he empezado a usarlo? Pues mi problema principal es que sudo mucho, y cuando sudo, las puñeteras gotas me bajan por la frente y se me acaban metiendo en los ojos. Unas pocas, pues no pasa nada, pero si es durante 10 Km o más, vuelvo a casa con unos ojos que parezco sacado de una peli de terror. Todo rojos, con mirada de asesino, y como tenía miedo de que alguien me pegara un tiro (básicamente mi pareja muerta de miedo), decidí ponerle remedio. Bromas aparte, en una cursa, creo que fue en la Wings for Life World Run, en la bolsa del corredor venía una braga (de las de ropa interior femenina no, sino de las otras, en forma de pañuelo tubular). Como seguro que iba a sudar un mogollón y el sol iba a machacarme, decidí ponérmela, y me funcionó a las mil maravillas. Evitó que mis ojos sufrieran, y encima también me ayudó en una de las típicas molestias con los cascos de música; que se caigan o muevan. A partir también de cierto kilometraje, cuando los cascos ya tienen una edad, empiezan a moverse y es una lata tener que ir ajustándolos cada dos por tres para evitar que se caigan.

El tema de la gorra aún no lo he probado. Me da como más palo ya que es más gorda, pero la braga, sea suelta, o poniéndola al estilo Karate Kid, funciona. Hay muchas formas posibles de colocarla, aunque eso, ya es a gusto del consumidor. Yo por mi parte os recomiendo que si estáis en la misma situación, lo probéis, y os metáis una braga, pañuelo o gorra en la cabeza. Os protegerá de coger una insolación, y de vuestro propio sudor. Lo que piensen los demás, os debe importar un rábano. Eso sí, no os paséis, o sobre todo que sea una braga de cabeza, ¡de cabeza!, y a poder ser, de tejido fino. Las de ir en moto, no sirven (excepto si hace mucho frío).

¡Salud y kilómetros!

Entrenamiento de montaña 500 metros desnivel

Després de l’èxit de la carrera d’ahir, avui he sortit a entrenar normalment. Necessitava fer un recorregut una mica més llarg, per no oxidar-me, i a més de muntanya. Així que com que tenia el dia descobridor, m’he llançat una mica a l’aventura. De fet hi ha hagut un moment que he patit perquè em pensava que m’havia perdut i que trigaria en arribar a casa. Ara us ho explico. Primer de tot m’he equipat amb el cinturó amb les ampolletes d’aigua, perquè feia molta calor i no volia que em passes com la setmana passada on vaig passar una set terrible. Un cop llest, he tirat cap a la muntanya de Sant Ramon i me l’he pujat tota, sense parar en cap moment, a un ritme tranquil. He trigat 26 minuts, que crec que està força bé. Allà dalt he fet el primer glop d’aigua, i he estat potser uns trenta segons parat (caminant). Aquí he comés l’error de parar el Garmin, i després durant uns 300 metres no l’he connectat. He baixat aleshores per l’altre banda de la muntanya pel camí que porta a la carretera de Sant Climent, he creuat pel pont de fusta. Allà he girat cap a l’esquerre, en direcció al poble. Un cop he arribat (per desgràcia he hagut de fer una mica de carretera), he pujat un altre cop per un carrer i he anat a parar al cementiri… N’he sortit viu, i he prosseguit per un altre camí de terra fins a un desviament que deia que portava a Gavà. Les vistes sempre han esta molt maques i agradables, per sort, i m’entretenien.

Això no ho he explicat, però des de fa un mes o així que entreno sense música, bàsicament perquè se m’ha espatllat la connexió amb els auricular del mòbil per culpa de la suo. Ja a aquestes alçades, anava xop de dalt a baix. hi havia molta humitat. Fins i tot notava que tenia aigua a les bambes (imagineu el que he suat…). Bé, al final he arribat al camí que porta a Begues, i després, com que encara tenia ganes d’aventures, en comptes de baixar pel camí que ja coneixia, m’he desviat per un altre que deia que portava a Gavà. Allà es quan m’he acollonit una mica. Primer deia 2,5 Km, i després 3,6. He flipat… Era un camí que a més durant uns 2 Km ha estat un trail pur i dur, i em feia por d’equivocar-me. Això sí, molt maco i poc tècnic. Tot ha anat bé i he arribat a la Bassa de Sant Llorenç de Gavà. A partir d’aquí, he fet via cap a casa. Tot una aventura de 16 Km, un bon entrenament de muntanya.

Aquí tenéis el Garmin:

¡Salud y kilómetros!

Entrenamiento Progresivo con calor

Tengo que reconocerlo. El entrenamiento progresivo de hoy ha podido conmigo. No sé si ha sido por el calor, o simplemente por el cansancio acumulado, pero cuando he llegado al final no me he visto con fuerzas. Hoy el entreno consistía en 20 minutos de calentamiento con carrera continua, para continuar con 4km a un ritmo de 4’20’’, y seguidamente 4Km a 4’05’’, y por último enfriar. Pues bien, cuando estaba en los últimos cuatro, me ha cogido un flato de tres pares de narices. He intentado seguir como he podido para al menos hacer 2 Km. He llegado medio muerto, he caminado 1’30’’ recuperando y dejando que desapareciera el dolor, y he vuelto a empezar. He podido acabarlos con el mismo tiempo, pero me ha costado horrores. Luego he enfriado unos 5 minutos, y a descansar.

Al menos, cuando he llegado a casa, hoy no parecía que me hubiera caído a un pozo, como en el último entreno. Estaba sudado, sí, pero algo más normal. Bueno, a ver cómo va el próximo.

Os dejo el recorrido de hoy, que también ha sido circular por los campos de Viladecans, como acostumbro a hacer.

¡Salud y quilómetros!