Crónica Cavacursa Giró Ribot

Ahora hacía tiempo que no sufría tanto en una carrera de 10 Km. Hasta ahora tenía en la memoria dos carreras que especialmente me hicieron sudar la gota gorda. Una era la de la Villa Olímpica, un año donde el sol provocó grandes problemas a muchos corredores. La otra fue una Cursa de los Bomberos, donde me pasé un poco. Ahora ya tengo esta tercera carrera, la Cavacursa Giró Ribot, pero que en este caso fue un sufrimiento de épica para mí, ya que gracias ello conseguí quedar primero de mi categoría, y cuarto de la general. Como os podéis imaginar, terminé encantado de quedar en tan buena posición, porque la verdad es que no me lo esperaba (de hecho, no es algo que espere nunca con mi nivel). También otra gran novedad es que por primera vez, después de tres años de hacer carreras, ¡¡me tocó un premio en un sorteo!! ¡¡Increible , vaya!

Empecemos por el principio. La carrera se hacía en la bodega Giró Ribot (evidentemente en sus terrenos). Nada más llegar, después de conducir un buen rato, fue llegar a la recogida de Doral y darme cuenta de que me había olvidado el chip amarillo. Aplausos ... Por suerte muy amablemente me asignaron un chip blanco para correr la carrera. No me había pasado hasta ahora, siempre hay una primera vez, y aunque cuando lo dije no me creyeron demasiado. Al hacer el cambio, también me tuvieron que cambiar el número de dorsal.

cavacursa giro cepillo salida

Primero salieron los de la caminata, y luego los de la Cavacursa Giró Ribot (media hora de diferencia). Esto provocó que durante toda la carrera tuvieras que ir esquivando caminantes, lo que cansaba más. Empezamos la carrera por asfalto con una subida interesante, sin llegar a ser demasiado fuerte. Allí ya vi que no iba mal del todo. Un grupo de unos 8 corredores o así se pusieron delante de mí, saliendo a toda leche, y yo preferí seguir mi ritmo y no perseguirlos. La estrategia resultó adecuada ya que poco a poco fui avanzando alguno de ellos. Tras la subida, comenzó un trozo de camino de tierra hacia el kilómetro 1, y este camino fue de bajada durante un par de kilómetros.

Volvimos al asfalto en algún tramo, y finalmente subimos de nuevo hacia el pueblo de Santa Fe del Penedès subiendo lo que habíamos bajado. En ese tramo adelanté a mi último corredor (Ignasi, luego os hablo de él) , y como hacía viento le dije que se pusiera detrás de mí y así podría ir más rápido, pero no pudo hacerlo demasiado. Después de pasar por detrás de la iglesia, cogí un vaso de agua del avituallamiento de los 5 km, y comenzó una trialera muy bonita por dentro del bosque que duró un kilómetro. Allí el chico que iba detrás de mí me volvió a atrapar porque soy muy lento en trialeras. Hicimos una última subida y allí vimos los dos como el corredor que teníamos delante se equivocaba de camino y volvía hacia la iglesia. La persona que había en el punto de control y yo le gritamos, pero el hombre estaba en su mundo pensando que los que estaban equivocados eran todos lo demás, tal y como nos desveló el mismo al final de la carrera.

cavacursa giro cepillo llegada

Bajamos por una carretera asfaltada, y allí pude separarme bastante del chico que me perseguía y de otro que nos estaba atrapando. Allí, en una curva creo que un poco después del kilómetro 7 donde empezaba el último y más duro camino de tierra, uno de los voluntarios me animó diciendo que iba cuarto. Hasta ese momento no era consciente de que iba tan bien, y eso me dio fuerzas para continuar, ya que aquello significaba que estaba en posición de premio. El camino entre los viñedos se me hizo durísimo. En tramos había tierra blanda, en otros alguna piedra, y subía y bajaba (sin desniveles exagerados, pero que hacían daño). Todo el tiempo iba mirando hacia atrás a mi perseguidor, que había cambiado lo que quería decir que iba fuerte fuera quien fuera. Finalmente llegué a la última subida, de unos 600 metros que se me hizo agónica. Supongo que en algún momento el chico que me perseguía debió de darse cuenta de que ya no me atrapaba, y debía bajar el ritmo. El caso es que yo no lo sabía, y continué como pude, hasta los últimos 100 metros donde bajé la velocidad ya tranquilo. No lo vi hasta mucho más tarde, pero las pulsaciones se me habían disparado mucho más que en ninguna otra carrera, sobre todo los últimos tres kilómetros.

premio cavacursa giro cepillo

Ya a la llegada estuve hablando con Ignasi y Sergi, del SantFeliu Corre, y nos caímos muy bien. De hecho, al principio de la carrera me habían confundido con un chico que el año pasado había quedado segundo, y me lo preguntaron. Les dije que no era yo (después he mirado la foto y tampoco se me parece demasiado), y que no tuvieran miedo de mí. Al final, pues mira... Ellos también eran triatletas, y de hecho Ignasi hará el IronMan en un par de semanas. El día anterior habían hecho 150 kilómetros de carretera, y él tenía de marca 35 minutos en 10, o sea que tuve bastante suerte que estuviera cansado.

El sorteo de regalos fue muy bueno, y cuando me tocó una cena para dos no me lo podía ni creer. Los de Sant Feliu Corre cantaron "¡tongo, tongo !" , y me reí bastante. Una gran fiesta del deporte, rodeado de muy buena gente. Eso sí, pasé mucho frío al atardecer.

DSC_0307

Pasamos a la ficha:

Distancia: 10,5 Km (clavado en el garmin).
Altura ganada positiva: 132 metros (al acabar me decia 180, pero supongo que Garmin lo ha corregido)
Zona: Santa Fe del Penedès (cavas Giró Ribot).
Valoración Organización: 8. Creo que lo hicieron muy bien. La carrera tenía todo lo necesario. Desde arco, chip, speaker, bolsa del corredor, duchas y sobre todo, un montón de regalos (sorteo). Lo peor era encontrarse caminantes (que no eran blancos ... broma friky) por el camino. Supongo que salieron antes para que todos estuviéramos para el sorteo.
Recorrido: 8. Me gustó , aunque era un poco rompepiernas, y la última subida tela. Lo único que encontré un poco mal fue que eché de menos alguna indicación en la carretera que bajaba del kilómetros 6 al 7, ya que incluso llegué a pensar que me había equivocado de camino.
Ambientación: 7. Speaker muy bien, simpático, y la música de ambientación típica de cursas, por mi ok. Durante la carrera, pues lo que toca. Animación cuando pasabas a algunos de los caminantes, pero estaba demasiado concentrado.
Valoración Avituallamiento llegada: 8. En cuanto a bebidas perfecto. Creo que incluso había gin tonic, aunque no tomé, y evidentemente cava. Bebí agua y bebida isotónica. Para comer, un buen bocadillo de salchicha. Lo que no había era fruta, pero tampoco es para quejarse demasiado, ¿no?
Valoración Avituallamiento media carrera: 6. Lo normal, un agua. Correcto.
Sorteo Regalos: Sí. Hasta 50 regalos entre todos los participantes de carrera y caminata. Se pueden ver en su web (enlace arriba), e iban desde ginebras y cavas, cenas, noches de hotel, revisión cardiológica, ¡¡e incluso un iPad Mini !!!
Duchas: Sí, pero no las utilicé por los nervios.
Guardarropa: Sí.
Aparcamiento: 9. Zona especialmente preparada. Eso sí, con un coche bajo cuidado porque era en una especie de campo.
Otros servicios a destacar: No.
Bolsa del corredor: La bolsa era bastante sencilla: un descuento y una camiseta técnica, así como la propia bolsa.
Fecha: 21/05/2016.
Precio: 12€ (precio normal por la bolsa que te daban, pero bueno por el sorteo y el avituallamiento).

En cuanto a mis estadísticas han sido las siguientes:

Tiempo real43m: 19s:
Posición final: 1º de Categoria, 4º de la general. Premio: Dos botellas de cava, una de ellas con la serigrafía de como había quedado.
Participantes que han terminado: 83.

Os dejo el garmin, como siempre, con las pulsaciones, recorrido, altimetría y el resto


¡Salud y kilómetros!

Deja un comentario